Aunque ahora mismo nuestra forma de trabajo ha varido debido al confinamiento, lo cierto es que pasamos muchas horas en el trabajo. Muchísimas. Por eso es importante procurar estar lo más cómodo posible, tanto a nivel físico como emocional. ¿No te parece?

El 28 de Abril se celebra el Día Mundial de la Seguridad y Salud en el Trabajo.

Ahora mismo, si no estás teletrabajando, es posible que las medidas de seguridad frente al covid en tu trabajo estén influyendo mucho en tus movimientos y tu espacio, pero voy a darte algunos tips para que tu estancia en el trabajo (ya sea en tu salón o en una oficina) sea un poco más confortable. ¿Me sigues?

  1. Tu mesa de trabajo es un refugio. Personalízala. Puedes poner una foto de tu familia, o del guaperas de turno que te tiene loco, o de la actriz de tus sueños. Así al mirarla te reconfortarás. 😉 Tampoco se trata de hacer un altar que moleste al compañero de al lado. Vamos a ser coherentes con el espacio.
  2. Utiliza un monitor de buen tamaño. Si estás todo el día frente a una pantalla, ésta debe ser de un tamaño adecuado y debe estar colocado de forma que no debas agachar la cabeza para mirar la pantalla. Perpendicular a tu línea de visión. Así no cargarás las cervicales, ni forzarás tanto la vista.
  3. Descansa los ojos cada hora y media como mucho. Mira a otras distancias para que el ojo tenga que enfocar otras imágenes que no estén siempre a la distancia de la pantalla. Si no, el ojo se vuelve vago. Parpadea varias veces para humedecer la córnea y si puedes sal a la luz natural o asómate a una ventana.
  4. Siéntate en una silla con respaldo, con el culete lo más atrás posible. Así apoyarás las lumbares. Es bueno que tenga ruedas porque la espalda estará menos rígida, pero que no sirva de excusa para ir rodando hasta la impresora sin levantarte.
  5. La mesa debe estar a una altura tal que los brazos apoyados queden en ángulo recto. Así no cargarás los hombros y los codos tampoco sufrirán mala posición.
  6. Los pies no deben estar colgando. Si no llegas al suelo ponte un reposapiés, para no forzar los cuádriceps durante horas.
  7. Levántate y anda. Cada rato, aunque sea un minuto. Y aprovecha para estirar la espalda, los hombros y el cuello.
  8. Bebe agua todo el tiempo. Ten una botella siempre llena a tu lado y ve dando sorbos a cada rato. Estar hidratado evitará que te duela la cabeza.
  9. Toma un tentempié a media mañana y a media tarde. Las mejores opciones que se me ocurren son, por ejemplo: Fruta entera, frutos secos (sin sal, o te darán sed), un yogur (natural sin azúcar, mejor), un café o una infusión, un bocadillito integral vegetal…
  10. Mantén tu sitio ordenado. No solo porque te facilita el trabajo y das mejor imagen al jefe, sino por respeto a tus compañeros.
  11. La luz debe ser mejor indirecta para no deslumbrarte y dar reflejo en la pantalla pero suficiente para que no fuerces la vista.
  12. Si utilizas mucho el teléfono, unos auriculares evitarán que utilices más un oído que otro y que contractures un lado del cuello.
  13. Realiza revisiones periódicas de salud para poder poner remedio cuanto antes. si surge algún problema. En Xtusalud tienes los mejores profesionales a tu servicio.

Para garantizar tu seguridad:

  • Pregunta y conoce los protocolos de actuación en caso de emergencia y todos los protocolos de seguridad (mascarillas, distancia de seguridad, lavado de manos y de ropa….), vigentes en estos momentos especiales.
  • Ten localizadas las salidas de emergencia y comprueba que están en buen estado y no están bloqueadas.
  • Asegúrate de que la maquinaria que utilizas cumple todos los cánones de seguridad y que sabes manejarla bien. Si no es así, pide que te instruyan.
  • Comprueba que el mobiliario de tu oficina es adecuado y que está correctamente montado, para evitar accidentes.
  • Solicita a tu supervisar en caso de no disponer de accesorios que incidan en tu seguridad como puedan ser cascos, guantes, delantales…
  • Si tienes que cargar peso, aprende las posturas de seguridad para no hacerte daño: rodillas flexionadas, hombros relajados, brazos pegados al cuerpo…seguro que tu empresa existe un protocolo de prevención de riesgos laborales. Pídelo y no olvides leerlo con atención.
  • Pregunta a tus superiores todas las dudas que tengas al respecto. La prevención siempre es lo más importante.

trabajo y salud interior

Para manejar el estrés:

  • Prioriza actividades. Según la importancia, o la urgencia, o el calendario de presentación. Es importante porque así no malgastarás el tiempo en tareas menores.
  • Delega. Si no es necesario que lo hagas tú, reparte las tareas de forma equitativa. No eres imprescindibles. Nadie lo es.
  • Cuando te veas agobiado o estresado, para. Levántate, respira hondo, recapacita y descansa unos minutos. Si te bloqueas no trabajarás bien.
  • Intenta ser asertivo. Eso significa que no tienes que callarte las cosas, pero debes defender tus ideas con respeto y moderación.
  • buen compañero. Normalmente la amabilidad y el compañerismo no caen en saco roto. Si tú eres majo con los demás, los demás lo serán contigo.
  • Practica actividades extralaborales para desestresarte, evadirte y divertirte. No todo es trabajar. Estar con amigos simplemente tomando algo, un rato a la semana, te puede venir mejor que una terapia.
  • Haz deporte. Recargarás energía, mantendrás mejor el peso adecuado, gestionarás la ansiedad y descansarás mucho mejor.

Y sé positivo. Cuando te tomas las cosas con una actitud abierta, los resultados suelen ser mucho mejores. Aprende de tus errores, empatiza con tus compañeros y sé resiliente. Lo mejor de tu vida puede que esté por llegar.

Si el estrés te ha superado pide ayuda psicológica. En Xtusalud sabemos cómo ayudarte.

Garantiza tu tranquilidad y la de tu familia con un seguro de salud, de vida o de decesos a tu medida. Xtusalud y la de los tuyos.