La artroscopia es una técnica quirúrgica mínimamente invasiva que permite visualizar de forma completa toda la articulación, mediante la introducción de una pequeña cámara (artroscopio) a través de unas pequeñísimas incisiones.

Al no ser una cirugía abierta, la recuperación es mucho más rápida y las complicaciones son ínfimas.

¿Pero de qué articulaciones estamos hablando?

La artroscopia se utiliza principalmente en rodilla, hombro, cadera codo, tobillo o muñeca. Y a través de este intervención se pueden realizar diagnósticos o reconstrucciones (por ejemplo en el caso de un ligamento) y cirugías de reparación.

¿En qué consiste una artroscopia exactamente?

Se realizan dos incisiones pequeñas en la articulación para tener mejor abordaje. Se utiliza para ello anestesia local. Una de las incisiones sirve para introducir el artroscopio y la otra para los instrumentos que iluminen, aspiren o manipulen la zona.

Ventajas:

  • La técnica es muy poco invasiva.
  • La recuperación es más rápida.
  • La estancia hospitalaria se acorta hasta incluso ser inexistente y solo precisar cuidados en domicilio.
  • Las complicaciones son mínimas.
  • El resultado estético es mucho mejor.

La única desventaja de esta intervención es que no puede ser realizada por cualquiera sino que es necesario que la lleve a cabo un profesional especializado, un cirujano especializado en traumatología y cirugía ortopédica.

En xtusalud.clinicpoint.com puedes encontrar al mejor profesional especializado en artroscopias de hombros o de rodillas, cerca de tu domicilio, con precios competitivos y sin interminables listas de espera.

Puedes, además financiarlo a tu medida, para que el dinero no sea un problema.

Soluciona ya mismo tus problemas articulares con la solución más sencilla y rápida y así podrás volver a tu rutina de ejercicio en un corto espacio de tiempo.

Xtusalud y la de los tuyos.