¿Cardio  o pesas? Depende, como diría un gallego.

Pero es que es la verdad. Depende de los que quieras conseguir: bajar de peso, aumentar la densidad ósea, mejorar la masa muscular, tener más resistencia cardiopulmonar, entrenar sin salir de casa, apuntarte a una carrera popular, o fardar de cuerpazo.

Cada tipo de actividad tiene sus beneficios.

Los ejercicios cardiovasculares son aquellos que incrementan el ritmo cardíaco y la frecuencia respiratoria, lo que consigue aumentar el gasto calórico y el trabajo del sistema cardiopulmonar. En una sesión de cardio intensa (running, spinning, fitness, zumba…) nos costará hablar a la vez que nos movemos. Así puedes comprobar que estás trabajando correctamente.

Con el cardio consigues:
  • Prevenir ciertas enfermedades como la hipertensión, la diabetes, la obesidad, la osteoporosis, las cardiopatías…
  • Fortalecer el corazón y los pulmones y optimizar su trabajo.
  • Controlar los niveles de colesterol y triglicéridos.
  • Regular y estabilizar el azúcar en sangre.
  • Reforzar el sistema inmunológico.
  • Aumentar la energía y la resistencia física.
  • Mejora la salud ósea y fortalece huesos, ligamentos y tendones.
  • Mantener el peso estable o ayudar en el objetivo de pérdida de peso.
  • Favorecer el tránsito intestinal evitando el estreñimiento.
  • Eliminar el estrés y la ansiedad.
  • Mejorar el sueño.
  • Reducir el riesgo de depresión.

Las pesas, o cualquier otro ejercicio anaeróbico, como realizar abdominales, planchas, flexiones, dominadas…son un tipo de ejercicio de alta intensidad en un intervalo corto de tiempo. Anaeróbico significa sin oxígeno y hace referencia a que en este tipo de ejercicio la energía utilizada por los músculos no precisa de un aporte extra de oxígeno

cardio o pesas interior

¿Qué consigues con el ejercicio anaeróbico?

  • Desarrolla y fortalece la masa muscular.
  • Mejora la resistencia al esfuerzo.
  • Evita el exceso de grasa.
  • Mejora la coordinación y el equilibrio.
  • Reduce el riesgo de caídas.
  • Fortalece las articulaciones reduciendo el riesgo de lesiones.
  • Mejora la atención y la memoria.
  • Aumenta la densidad ósea alejando el riesgo de fracturas.
  • Mejora le transporte de oxígeno a las células.
  • Previene enfermedades como la diabetes.

En un principio este tipo de ejercicio no se recomienda para perder peso, ya que el ejercitar los músculos y aumentar su masa, el efecto en la báscula sería el contrario. Sin embargo, cuando se tienen más músculos, la energía que se necesita es mayor, por lo que el metabolismo basal aumenta. Esto significaría a priori (aunque es algo más complicado que una simple cuenta) que ingiriendo las misma calorías nuestro cuerpo gastaría más y bajaríamos de peso.

De cualquier modo, los expertos recomiendan no realizar de forma exclusiva ejercicios anaeróbicos, y combinarlos con entrenamientos aeróbicos que aumenten la frecuencia cardiaca y respiratoria.

También es bueno que antes de empezar una sesión de pesas, abdominales o tabla, se caliente la musculatura con algún ejercicio aeróbico, como caminar, correr, o hacer un rato de bici estática, por ejemplo.

Si precisas de un extra de energía tienes opciones en tu tienda natural Xtusalud y en nuestra parafarmacia.

Pero no hay milagros que valgan, el esfuerzo debes hacerlo tú. 💪

Así que tenlo en cuenta. Si quieres modelar tu cuerpo y mantener un peso adecuado y estable combina los dos tipos de ejercicios y los resultados serán espectaculares. Confía en tu nutricionista si quieres controlar tu dieta y quédate tranquilo con un buen equipo de profesionales que cubra todas tus necesidades y las de tu familia.

¿A qué esperas? Xtusalud y la de todos los tuyos.