Hay gente a la que el frío le horroriza, e ir a hacer deporte a un lugar donde solo hay nieve le parece espantoso. Yo soy una de ellas. Luego, sin embargo, ves las imágenes de la gente practicando esquí o snowboard y no parece que lo estén pasando nada mal, ¿verdad?

Pero hay mucha más gente a la que practicar deportes de invierno, no solo no les horroriza, sino que les encanta, y hoy quiero descubrir por qué.

¿Será porque estar al aire libre les revitaliza? ¿Será porque son deportes divertidos? ¿Será por la sensación de libertad que experimentan? No tengo ni idea.

Tenemos claro a estas alturas que el deporte es salud. Cualquiera que sea la disciplina. Por tanto aprovechar las coyunturas del invierno para practicar deporte tiene que ser también muy bueno para nuestro organismo.

¿Qué beneficios tiene practicar deporte en la nieve?
  • Se aprovecha la luz solar. No siempre está despejado, pero en las cumbres más altas hay muchos días de cielo azul y esos rayitos de sol que inciden en nuestra piel nos ayudan a sintetizar vitamina D, imprescindible para que el calcio se fije en los huesos y no perdamos densidad ósea.
  • Es un ejercicio cardiovascular. Es decir, se eleva la frecuencia cardíaca y la frecuencia respiratoria, lo que mejora la circulación, el trabajo del corazón y la resistencia pulmonar.
  • Ayuda a eliminar el estrés. En los meses de invierno ir de casa al trabajo y del trabajo a casa hace que no seamos capaces de eliminar el estrés acumulado. Esquiar o bajar una ladera en una tabla de snowboard te ayudará a segregar adrenalina y eliminar la ansiedad.
  • Respirar aire puro, al tiempo que practicas alguna actividad física reforzará tu sistema inmunitario y ayudará a tus defensas. Igual así, hasta coges menos resfriados este invierno. 😉
  • Mejora tu estado de ánimo, porque te socializa, te hace olvidarte por un rato de tus problemas y es muy divertido ver lo torpes que eres!!

Para los peques los beneficios son también bastante obvios:

  • Mejora su autoestima. Al ir consiguiendo pequeños logros, los niños se sentirán orgullosos y más seguros, lo que les ayudará a enfrentarse mejor al día a día.
  • Se estimula su concentración y su memoria, porque deben aprender posturas, giros y estar atentos a todos sus movimientos y a las recomendaciones del monitor. Esto les ayudará a concentrarse más en el cole.
  • Se divierten. Para los niños ir a la nieve es toda una aventura. Se distraen, se lo pasan bomba y se agotan, así que además dormirán como benditos. Dos pájaros de un tiro.

A nivel puramente físico, ten en cuenta que practicar esquí o snowboard como deporte:

  • Tonifica los músculos de las piernas y el abdomen, particularmente cuádriceps, abductores, glúteos y abdominales oblicuos y centrales. También trabajas hombros y brazos, sobre todo en el esquí.
  • Fortalece los ligamentos y tendones de las articulaciones más comprometidas como son rodillas y tobillos (y muñecas y codos en el esquí). Si tienes alguna lesión pregunta a tu fisioterapeuta o a un traumatólogo de confianza antes de lanzarte por las pistas. Y si te lesionas mientras practicas alguna de estas actividades no dudes en pedir una cita con un profesional de confianza.
  • Mejora la coordinación de movimientos y la flexibilidad.
  • Ayuda a la agilidad mental, porque la toma de decisiones puede ser en milésimas de segundos y marcar la diferencia entre un buen revolcón o una frenada estilosa.
  • Mejora nuestro estado anímico porque segrega dopamina y serotonina, de forma que aunque estemos cansados sentiremos una sensación placentera y descansaremos mejor.

Para recuperarte del esfuerzo busca en nuestras parafarmacias y en tu tienda natural Xtusalud algún complemento alimenticio que renueve tus energías o alguna crema que alivie tus agujetas, que las vas a tener, seguro.

Casi me están dando ganas de ir a probar alguna de estas actividades. ¿Y por qué no? Si no, no podré saber lo que me pierdo.

Practica deporte, también en invierno. Xtusalud y la de los tuyos.