Ahora se llama “Dieta Keto”, pero es la dieta cetogénica de toda la vida. Vamos que no es nueva. Eso sí, se ha puesto de moda, como los abrigos de cuadros o los petos con jersey (que dicen que es lo más).

¿No sabes lo que es la dieta cetogénica? Te lo cuento.

La dieta cetogénica se empezó a utilizar hace más de cuarenta años, con fines terapéuticos, porque resultaba eficaz para disminuir los ataques de epilepsia. Después con el avance de la medicina, los nuevos fármacos hicieron que esta dieta solo se utilizara como ayuda en aquellos pacientes en los que el tratamiento no daba los resultados esperados. Y unos años más tarde se resucitó como la “Dieta Atkins”, con el objetivo de perder peso. Hoy en día, hablamos sin más de “dieta cetogénica” o “dieta keto”.

Pero vamos al grano. La “Dieta Keto”, consiste en realidad en conseguir que el organismo produzca “cuerpos cetónicos” en cantidad suficiente para decir que ha entrado en cetosis. Estos cuerpos cetónicos son producidos principalmente por el hígado o en los riñones (en menos medida) cuando no hay suficientes hidratos de carbono acumulados para producir la energía que nuestro cuerpo necesita. Entonces tenemos que usar los ácidos grasos, y el producto de su metabolismo son los cuerpos cetónicos que se utilizan como combustible.

Por tanto en una dieta cetogénica, la mayoría de alimentos contendrán proteínas y grasas, y nunca se aportará más de un 10% de hidratos de carbono, para conseguir la cetosis deseada.

Es decir, los alimentos permitidos en la dieta keto son:
  • Carnes.
  • Pescados (pescado azul sobre todo porque contiene ácidos grasos omega 3 y 6)
  • Huevos.
  • Productos lácteos grasos: leche entera, quesos, mantequilla, yogur sin azúcar. Cuidado con las cantidades y la sal de los quesos.
  • Frutos secos y semillas que contienen grasas saludables.
  • Aceite de oliva, de coco, o de aguacate
  • Verduras de hoja verde (espinacas, berros, acelgas), pepino, espárragos, cebollas o tomates.
  • Frutos grasos como el coco o el aguacate.

Los alimentos NO permitidos (o muy restringidos) son:

  • Frutas, en especial las más dulces (cerezas, dátiles, mango, uvas, plátano, mandarinas, naranjas, fresas…). Y en alguna ocasión, se permiten el limón, pomelo, arándano, melón o sandía.
  • Pan, pastas, arroz, harinas.
  • Cereales incluso los integrales (aunque estos últimos interfieren en la absorción de los azúcares).
  • Patatas.
  • Bebidas azucaradas o zumos (y alcohol, por supuesto).
  • Dulces y bollería.
  • Legumbres
  • Alimentos procesados.

¿Y por qué adelgazas con esta dieta tan rara?

Pues en principio por varias razones. Porque al no tomar hidratos vas a tener que utilizar los depósitos de grasa para obtener energía y porque los alimentos grasos sacian mucho, por lo que comerás menos cantidad.

El problema es que si nos pasamos, el organismo pasa de la cetosis a la cetoacidosis, que es un problema con el pH de la sangre que compromete muchos procesos biológicos y que puede llegar a ser grave. Además la dieta keto es una dieta que no consigue digamos “adeptos”, sino que la persona es consciente de que está comiendo de forma extraordinaria, y al final se termina por abandonar, en un porcentaje altísimo. Con lo cual, sí es posible que hayas adelgazado unos kilos, pero no te habrá enseñado buenos hábitos, no habrás aprendido a comer bien, ni a diferenciar alimentos mejores y peores, y eso debería en realidad ser el propósito de toda dieta.

En la dieta keto se deben realizar cinco ingestas al día, las tres comidas principales (desayuno, comida y cena) y dos tentempiés a media mañana y a meda tarde.

¿Os pongo algún ejemplo de menú cetogénico? Atentos:

  • Desayuno:

Huevos revueltos con café con leche sin azúcar.
Aguacate relleno de salmón ahumado y un yogur natural sin azúcar.
Crepes con mantequilla de almendra.
Huevo escalfado con bacon.

  • Media Mañana

Frutos secos tostados.
Rollitos de pavo cocido.
Dos rodajas de melón.
Yogur natural con pipas.

  • Comida

Pechuga de pollo salteada con brócoli.
Ensalada de espinacas, queso de cabra, aguacate y almendras.
Trucha con salsa holandesa.
Redondo de ternera asada con cebollitas.

  • Media tarde

Yogur griego sin azúcar con nueces.
Queso fresco y frambuesas.
Smoothie de espinacas.
Infusión y dos lonchas de pavo.

  • Cena

Mejillones al vapor con espárragos trigueros.
Tortilla de ajetes tiernos y ensalada de tomate.
Sardinas al horno con alioli.
Quiché ligera de atún.

Si eres vegetariano también puedes seguir esta dieta, aunque es posible que te resulte más complicada, sobre todo si eres estricto y no tomas lácteos ni huevos. Al no ingerir tampoco legumbres ni cereales (como fuente de proteínas), deberás encontrar productos con aminoácidos, como la soja, o las semillas, o las mantequillas de frutos secos. En nuestra tienda natural Xtusalud tienes muchos alimentos vegetarianos.

Yo te recomiendo encarecidamente, que no te lances a una dieta tan concreta y restrictiva sin preguntar antes a un nutricionista o endocrino de calidad. Pide cita en nuestra web.

Para tu tranquilidad y la de tu familia tenemos un seguro a tu medida. De salud, vida o decesos.

Xtusalud y la de los tuyos.