¿Y eso qué es lo que es? Pues una locura de disciplina deportiva para los que de verdad  se hayan venido arriba y quieran ponerse definitivamente en forma.

En serio, el crossfit es una disciplina de alta intensidad, en la que el entrenamiento físico se divide en tres modalidades: entrenamiento aeróbico, entrenamiento anaeróbico o con pesas y ejercicios de gimnasia.

Vale, voy a explicarlo mejor.

Son rutinas de unos 50 minutos, porque es lo máximo que vas a aguantar y que se deben realizar varios días a la semana para que sea realmente efectivo. Es decir, que si pensabas hacer una clase al mes, mejor escoge otra disciplina, porque en ésta te vas a morir cada vez que lo intentes, vas a tener unas agujetas de órdago a la grande y no vas a conseguir todos los beneficios por no realizarlo de forma habitual.

Los que se dedican al crossfit en serio, realizan entrenamientos cinco días por semana y combinan los ejercicios aeróbicos (correr, saltar, step…) con el levantamiento de pesas y la gimnasia global, bien por días, o bien en una misma clase.

Una cosa es importante. No es para aquellos que nos han hecho deporte en su vida. Está dirigido a personas que habitualmente practican deporte, o van al gimnasio y quieren un entrenamiento algo más intenso o simplemente más dirigido y variado. Si no has hecho nunca nada similar, empieza mejor por global fitness o zumba o aeróbic hasta que cojas suficiente forma física. ¡El que avisa no es traidor!

¿Qué beneficios tiene entonces este entrenamiento agotador?

A ver. El crossfit es una gran disciplina si se hace bien. Y he de decir que engancha porque aunque terminas muy cansado, merece la pena.

A nivel físico el crossfit:

  • Ayuda a controlar el peso y a adelgazar si estás siguiendo un plan de adelgazamiento.
  • Ayuda también a eliminar grasa
  • Aumenta la masa muscular y, además, de forma repartida porque se trabajan todos los grandes grupos musculares.
  • Mejora la resistencia corporal al ser ejercicio de alta intensidad. Al principio aguantarás menos repeticiones o deberás coger menos peso, pero poco a poco irás notando que aguantas mejor el ritmo.
  • Mejora la circulación sanguínea y la resistencia pulmonar, porque al combinar ejercicios aeróbicos con anaeróbicos subirás y bajarás pulsaciones y respiraciones optimizando el trabajo cardiopulmonar.

A nivel psicológico:

  • Te socializa, como todo deporte dirigido, porque las clases no suelen ser individuales y consigue que te relaciones y empatices con el compañero que está sufriendo lo mismo que tú.
  • Te ayuda a concentrarte y prestar atención lo que te vendrá bien en el trabajo o en los estudios.
  • No ganas ni pierdes, por lo que solo compites contigo mismo, y eso hace que en tu vida aprendas a afrontar los problemas individuales y gestionarlos mejor.
  • Te ayuda a descansar y tener un sueño reparador (yo diría que más bien te desmayas, pero sirve igual )

Alguna pega tendrá ¿no?

Pues hombre, alguna hay sí.

  • Que necesita supervisión, porque si no lo haces bajo la dirección de un entrenador posiblemente lo hagas mal.
  • Que tiene riesgo de lesiones, sobre todo si sobredimensionas tus posibilidades y calculas mal el peso, o tu postura es inadecuada, o no has calentado y estirado lo suficiente…

En caso de cualquier molestia o lesión consulta a un fisioterapeuta o a un traumatólogo de confianza. Los encuentras al mejor precio y cerca de tu casa en Xtusalud.

  • Que te suba la tensión si eres propenso, al hacer trabajo anaeróbico. Pregunta si es tu caso antes a tu médico.

Aquí te dejo algún ejercicio de una rutina sencilla de crossfit para que veas lo que te pierdes si no lo intentas:

  1. Recuerda que siempre debes calentar cinco minutos antes de empezar. Puedes correr un rato en la cinta o al aire libre, subir y bajar escaleras…
  2. Diez minutos de flexiones y sentadillas (5-10). Lo repites tantas veces como te dé tiempo. ¡Ojo con la postura!
  3. Diez minutos de abdominales con los pies en el aire. 50 y descanso de 10 segundos. Tantas veces como te dé tiempo. ¡Aguanta!
  4. Cardio a tope: Corre 250 metros en la cinta lo más rápido que puedas. Seguido de 10 Burpees (de pie, doblas las rodillas, apoyas las manos en el suelo, estiras las piernas hacia atrás, haces una flexión, recoges las piernas y saltas hacia arriba). 500 metros en bici estática y 10 saltos abriendo y cerrando los brazos y las piernas. Aquí ya te estás empezando a acordar de mi familia, ¿verdad?
  5. Anaeróbico-pesas. Empieza con unas dominadas, las que puedas hasta el fallo y seguidamente coge unas mancuernas y haz cinco minutos de bíceps o tres minutos con las pesas rusas. Descansa cuando necesites y continúa. ¡No te rindas!

Tras estos ejercicios hay que bajar pulsaciones despacio y estirar todos los grupos que hayas trabajado. Según los ejercicios habrá días que ejercites más los brazos o más las piernas. Tenlo en cuenta.

Puedes ayudar a la recuperación de tus músculos y a la fortaleza de tus ligamentos, tendones y articulaciones con nuestros productos naturales en Xtusalud y en la parafarmacia de Xtusalud puedes encontrar cientos de productos para mineralizarte y vitaminarte (como decía Súper Ratón).

Pero recuerda que lo más importante es llevar una dieta equilibrada, rica en frutas, verduras, alimentos frescos y muuucha agua, porque vas a sudar la gota gorda!!

Xtusalud y la de los tuyos.