Quizá primero deberíamos definir qué significa beber demasiado alcohol, pero lo cierto es que no existe ninguna cantidad de alcohol recomendada o recomendable, por lo que hacer este cálculo puede ser complicado.

Es decir, esas informaciones que afirman que una o dos copas de vino, o una o dos cervezas son buenas para la salud cardiovascular o para nuestro metabolismo son falsas.

Ninguna cantidad de alcohol es buena para la salud. Hasta ahí todo claro. Otra cosa es que sea bueno para socializar, para pasar un rato entre amigos, para celebrar un acontecimiento o para cualquier evento en donde siempre, y digo siempre va a estar presente el alcohol.

Y tan presente está que un chaval de veinte años que decida no tomar alcohol es considerado como un raro, un pringado o ambas cosas. Y tiene que tener, verdaderamente mucha personalidad para abstraerse de todo comentario y seguir con su premisa “Zero alcohol”.

Y es que hasta los padres, en muchas ocasiones, justificamos que nuestros hijos terminen bebiendo alcohol, porque “también nosotros lo hicimos”, porque “son jóvenes y tienen que disfrutar” o porque “si lo hace todo el mundo no van a ser ellos los únicos”. Como si no hubiera manera de divertirse sin pasar por el aro.

Y otras  muchas veces no solo lo justificamos, sino que además, nos reímos de “cómo llego el chaval anoche, no se tenía en pie” o “vaya cogorza que se cogieron las chicas ayer eh? Se lo debieron pasar de maravilla”. Y eso sí es realmente preocupante.

No es de ahora, pero igual deberíamos recordar que existen los alcohólicos de fin de semana. Como lo oyes. Gente que de lunes a viernes trabaja o estudia pero que cada fin de semana se emborracha o que simplemente no sale si no puede beber a saco. Y realmente eso no debería hacernos ninguna gracia.

¿Sabes qué le hace el alcohol a tu cuerpo? Seguro que sí, pero no está de más recordarlo.

  • Aumenta el riesgo de padecer algunos tipos de cáncer como es el de esófago, boca, estómago o hígado.
  • Eleva el riesgo de padecer
  • Puede producir daños en el músculo cardíaco (miocardiopatía alcohólica).
  • Eleva la presión arterial.
  • Aumenta el riesgo de accidente cerebrovascular porque afecta a la circulación sanguínea, a la densidad de la sangre y las paredes de los vasos.
  • Produce daños importantes en el hígado, desde un hígado graso a una fibrosis hepática o una cirrosis.
  • Afecta a la microbiota intestinal, produciendo daños en las paredes intestinales.
  • Puede afectar al sistema inmunológico haciendo a la persona más susceptible a todo tipo de infecciones.

Esto a grandes rasgos. Porque a nivel social el alcohol, que puede ayudar a desinhibirte en un primer momento, a la larga produce falta de control, rechazo social, aislamiento, depresión y una tasa de suicidios más elevada que en la población no alcohólica.

Si te preocupa tu salud y estás pendiente de mantenerte en tu peso y comes saludable y haces deporte, te conviene saber esto.

Un gramo de alcohol aporta 7 kilocalorías. Para que compares, un gramo de proteínas o de hidratos aporta 4 kcal, y un gramo de grasa 9 kcal.

Las calorías del alcohol se denominan calorías vacías, porque no nutren ni alimentan, solo se asimilan de manera muy rápida y pasan a formar parte de tus depósitos de grasa.

Para que te hagas una idea estas son las calorías de las bebidas más habituales:

  • Vino tinto, una copa de 150 ml son 128 kcal
  • Vino blanco, una copa de 150 ml son 123 kcal
  • Vino rosado con aguja, una copa de 150 ml aportan 140 kcal
  • Cerveza rubia, un botellín o lata de 330 ml son 142 kcal
  • Cerveza tostada, un botellín o lata de 330 ml son 175 kcal
  • Ron-cola, una copa con 50 ml de ron + el refresco= 122+140= 262 kcal
  • Ginebra-cola, una copa con 50 ml de ginebra + el refresco= 130+140= 270 kcal
  • Ginebra-limón, una copa con 50 ml de ginebra + el refresco= 130+152= 282 kcal
  • Vodka-naranja, una copa con 50 ml de vodka + el refresco= 116+125= 241 kcal
  • Anís, una copa de 44 ml aporta 117 kcal
  • Pacharán, una copa de 44 ml son 146 kcal
  • Licor de hierbas, un chupito de 25 ml son 50 kcal
  • Champán, una copa de 100 ml son 75 kcal
  • Sidra, una copa de 150 ml aportan 74 kcal
  • Martini blanco, una copa de 60 ml son 60 kcal
  • Whisky, una copa de 50 ml son 125 kcal

¿Lo pillas? Así que si en una celebración te tomas dos cervezas antes de comer, tres copas de vino en la comida, una copa de champán para brindar y en el baile te pimplas tres copas de ron-cola te habrás metido 1529 kcal solo con la bebida!!!!!!!!!

¡¡Socorro!!! Y ¿aún me preguntas si bebes demasiado?

No seas merluzo y deja el alcohol para momentos muy puntuales e incluso en esos momentos modérate para que luego no lo tengas que lamentar, en tu salud, en tu peso y en tu vida en general.

Y si crees que tienes algún problema con el alcohol pide ayuda, los profesionales están para guiarte y ayudarte.

Xtusalud y la de los tuyos.