¿Alimentos para tu esperma? No es que te vayas a convertir en un semental, por unos cuantos consejos que leas por internet, no vamos a engañarnos, ¿verdad? pero te aseguro que unos hábitos saludables, como hacer ejercicio de forma regular o una buena alimentación, son imprescindibles para mejorar la cantidad y la calidad de los espermatozoides.

Así que si estás interesado en tener hijos y en mejorar en general tu vida sexual, todo lo que vas a leer a continuación te interesa. Vamos allá.

Como primeras recomendaciones debes tener en cuenta:

  • Reduce el alcohol. Está demostrado que influye en la potencia sexual y en la morfología de los espermatozoides. Puede que te quite la vergüenza para entablar una relación, pero posiblemente no termines bien.
  • Modera el consumo de bebidas con cafeína. Si bien una cantidad pequeña puede favorecer la movilidad de los espermatozoides, más de 3 tazas al día produciría el efecto exactamente contrario, reduciendo en un 42% la posibilidad de un embarazo.
  • Realiza alguna actividad física de manera regular. Lo que mejora la circulación sanguínea y la oxigenación de los tejidos.
  • Evita el sobre peso. Interfiere en el trabajo cardíaco y pulmonar y en la producción de hormonas.
  • Reduce el estrés y la ansiedad. Es inversamente proporcional al deseo y la potencia sexual.

Según un estudio llevado a cabo por la Universidad Carlos III existe una relación directa entre la ingesta de ciertos nutrientes esenciales y la calidad del esperma.

Así que si de verdad te importa este tema, empieza por aprender a comer bien.

¿Qué alimentos son buenos?
  • Los ácidos omega 3 y 6 ayudan a madurar los espermatozoides. Los encontrarás en pescado azul, en frutos secos y algunas frutas como el aguacate.
  • Antioxidantes como:

La vitamina C, que protege al semen del ataque oxidativo de los radicales libres. La encuentras en frutas y verduras verdes.
La vitamina E, pues mejora la lubricación y la salud de las mucosas. Está presente en aceite de girasol y oliva o frutos secos.
La vitamina A. Su déficit influye en la producción de espermatozoides. Es abundante en hortalizas de color rojo.
La vitamina D, que favorece el desarrollo del núcleo de los espermatozoides. La obtienes del sol principalmente y de algunos alimentos como el huevo.
El ácido fólico, que mejora la movilidad de los espermatozoides. Consíguelo en verduras de hoja verde.
Selenio, que aumenta la producción de semen y se encuentra en cereales, pescados, mariscos, huevos o legumbres.
Zinc, que es esencial para el desarrollo de los órganos sexuales masculinos. Está en pollo, pavo o cereales.

  • El pescado y el marisco son fuente de proteínas y grasas saludables.
  • El pollo contiene proteínas adecuadas y pocas grasas y sal.
  • Las verduras están llenas de vitaminas y minerales y agua.

Existen complementos alimenticios a base de maca, ginseng o jalea, que pueden potenciar tu energía sexual. Recuerda que no sustituyen una alimentación saludable y no hacen milagros, solo son una ayudita. 😉

Así mismo, es conveniente que evites el exceso en tu alimentación de:

  • Las carnes rojas. El tipo de grasas saturada que contienen, reducen la cantidad de esperma.
  • Las grasas trans (procedentes de helados, snacks salados, alimentos precocinados, pizzas, hamburguesas, rebozados…), disminuyen la concentración de espermatozoides.
  • Bebidas azucaradas, por el exceso de azúcar simple que reduce la concentración de esperma y alcohólicas porque van a retrasar la erección y a disminuir el tiempo de erección. Y eso no mola. ¿Verdad?
  • Alimentos ricos en soja, como el tofu, por la cantidad de isoflavonas que contiene que ayudan en la producción de estrógenos (hormonas femeninas).

Con estos consejos no vas a ligar más, vamos a ver, eso depende de ti, pero igual sí mejora tu fama y tienes mayor reclamo.

Si realmente estás preocupado pregunta a un profesional, puede ser un tema serio y como todo lo relacionado con tu salud debes prestar atención. Quédate tranquilo con un seguro de salud a tu medida. Xtusalud y la de los tuyos.