Hasta hace no mucho tiempo, no tenía ni idea de lo que eran los aceites esenciales. Para mí un aceite era para cocinar o para engrasar una bisagra o un motor. Poco más.

Pero resulta que los aceites esenciales son pura salud, que gota a gota pueden mejorar tu vida y la de los tuyos. Y además no son nuevos, ni mucho menos. Se llevan usando desde unos 4000 años antes de Cristo, por las civilizaciones más antiguas como los egipcios. Antes de ayer, vamos.

Los aceites esenciales se extraen de las plantas aromáticas y son el extracto de las esencias, tanto de sus tallos, de sus raíces, de sus hojas o flores.

La esencia de esas plantas no solo tiene moléculas con propiedades aromáticas sino que también contiene sustancias químicas con muchas otras propiedades.

¿Para qué sirven entonces los aceites esenciales?
  • Como relajante y ansiolítico.
  • Como analgésico.
  • Como anticelulítico.
  • Como antiinflamatorio.
  • Como antibacteriano.
  • Como antifúngico (anti hongos).
  • Como antivírico.

Además, los aceites se utilizan en aromaterapia, que es una medicina alternativa, que se basa en utilizar los diferentes aromas para prevenir infecciones.

Los aceites esenciales se pueden utilizar de diferentes formas:

  • De forma tópica, aplicando el aceite sobre la piel para dar friegas o bien realizar un masaje. De esta forma se utilizan para relejar los músculos, movilizar los depósitos grasos o favorecer la circulación sanguínea. Aunque no lo parezca los aceites esenciales no dejan una sensación grasa. Por eso también se llaman aceites secos. También directamente sobre la piel en una compresa empapada serviría para tratar una zona concreta. Suelen usarse para eliminar erupciones o hidratar cicatrices.
  • En inhalaciones. Se hierve agua y se le añaden unas gotas de algún aceite esencial para que la persona lo respire. Suele servir para abrir la vías respiratorias y ayudar a eliminar mucosidad, además de para rebajar los nervios o favorecer el descanso.
  • Se pueden ingerir, si se mezclan con aceites vegetales para cocinar, ya que no se disuelven en agua, pero también se venden en cápsulas, como los ácidos omegas. En este caso es conveniente que sea un profesional el que recomiende su ingesta y la dosis adecuada.
  • Se utilizan en baños relajantes y aromáticos, para hidratar la piel y reducir la presión arterial.
  • En geles o lociones. Para la piel o el cabello se mezclan con lociones o champús neutros y pueden servir para evitar descamaciones, hidratar o fortalecer.

Pero vamos al grano, o a la gota mejor dicho. Te dejo una pequeña lista de algunos aceites esenciales y para qué puedes utilizarlos. Ya sabes que en tu tienda natural Xtusalud los tienes si te apetece probarlos y en la parafarmacia te pueden asesorar si te quedan dudas.

  1. Aceite esencial de lavanda.

Lo conoces, ¿verdad? Huele de maravilla.

Este aceite es un calmante natural, que ayuda a conciliar el sueño. Si pones unas gotas sobre tu almohada el olor actuará como un sedante y te quedarás frito en un santiamén. Pero no es un anestésico ¿eh? Solo relaja. También puedes inhalarlo para eliminar el estrés y la ansiedad.

  1. Aceite esencial de romero

El romero tiene un aroma muy característico que se ha utilizado en inhalaciones para dar vitalidad y fomentar la concentración. Elimina el cansancio mental y da energía.

También se utiliza mucho para dar masajes para mejorar la circulación (por ejemplo los ciclistas lo usan para las piernas) o para aliviar problemas de espalda. En las procesiones de Semana Santa, se usa para aliviar las contracturas de los porteadores.

  1. Aceite esencial de árbol de té

Este ya no huele también. Realmente huele fatal y es un olor muy persistente. Pero es realmente eficaz para aliviar el picor en picaduras de mosquitos. En un algodón echas unas gotas y lo frotas sobre la picadura. En unos segundos se reduce la inflamación y desaparece el picor.

También se utiliza para prevenir infestaciones por piojos y como ayudante del tratamiento habitual. Hay lociones rebajadas para rociar el cabello y ahuyentar los malditos piojos (aunque el olor es intenso, mejor aplicarlo por la noche) y también se pueden añadir unas gotas de aceite esencial en el champú.

Rebajado con agua también se utiliza como neutralizador de olores corporales y para el acné. En este último caso te recomiendo que antes de utilizarlo preguntes a tu dermatólogo (en especial si tu acné es importante) o a tu farmacéutico.

  1. Aceite esencial de eucalipto

El eucalipto también tiene un olor fuerte, pero es bastante agradable. Sirve para abrir las vías respiratorias y eliminar mucosidad. Para ello por dos o tres gotas en un cazo de agua hirviendo y respira profundo el vapor que sube.

También se utilizan vaporizando sobre las superficies para combatir los ácaros.

El aceite de eucalipto combinado con otros aceites como el de almendra se puede aplicar sobre el cuero cabelludo para fortalecer el pelo y mejorar el brillo. Se realiza una mascarilla que se mantendrá unos minutos antes de lavar el cabello.

  1. Aceite esencial de limón

Este me encanta, porque el aroma de limón es muy agradable. El limón es cicatrizante y anti hongos así que se puede aplicar sobre la piel para repararla. Además es antigrasas y desinfectante así que se puede utilizar para reducir los granitos de la piel (utilizándolo con precaución y rebajado) o mezclado con algún limpiador para uso doméstico.

  1. Aceite esencial de tomillo

Su aroma nos recuerda al mediterráneo, verdad? Se ha utilizado tradicionalmente en cocina, pero se puede inhalar para mejorar la respiración y su uso tópico está indicado para las cicatrices.

  1. Aceite esencial de argán

Este aceite tiene propiedades hidratantes y antioxidantes, por lo que se puede utilizar para mejorar el aspecto de la piel y retrasar el envejecimiento. Además, el aceite también se usa para reparar las cutículas de las uñas y fortalecerlas. También da brillo al cabello. Se puede utilizar mezclado con cosméticos o champús.

Si estás embarazada o en período de lactancia o tienes alguna enfermedad importante pregunta a tu médico antes de probar (y sobre todo ingerir) un aceite esencial. Así estarás tranquilo y lo usarás correctamente.

Xtusalud y la de los tuyos busca un seguro de salud, de vida o de decesos a tu medida.